Hasta siete agentes, cinco de la Policía Nacional y dos de la Guardia Civil resultaron heridos en Azuqueca de Henares (Guadalajara) cuando fueron agredidos por varios okupas subsaharianos, que están haciendo la vida imposible de los vecinos de una finca.

La agresión a los policías locales y a los guardias civiles se produjo durante una operación policial para impedir el enfrentamiento entre varios vecinos, que hartos de los okupas, trataron de expulsar por sus medios a los inmigrantes subsaharianos.

Según informa el diario digital ‘El Heraldo del Henares’, los agentes acudieron a la llamada de los vecinos, que avisaron a la Policía Local después de que la tensión fuese a más.

Los vecinos reconocen que desde que los inmigrantes subsaharianos okuparon los dos pisos de la finca en la que residen, la convivencia es prácticamente imposible.

Fuertes ruidos, insultos, amenazas, vandalismo y enganches ilegales de luz son algunos de los problemas que deben aguantar los vecinos de la finca en la que están los subsaharianos, que no dudaron en reaccionar violentamente contras las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Tras la agresión que sufrieron los policías y guardias civiles, finalmente se procedió a la detención de tres okupas. Dos hombres y una mujer, todos ellos africanos.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here