Una joven murciana, de 27 años, se defendió de un violento marroquí con una katana. Como si fuese la protagonista de la película ‘Kill Bill’, la joven no dudó en hacerse con una espada japonesa para tratar de evitar que un marroquí, que era su pareja, le agrediera.

Fue en la localidad de Los Alcázares, en Murcia, donde la Policía Local recibió una llamada por parte de un operario de limpieza que informó de haber visto a una mujer con una katana y un hombre, de origen marroquí, persiguiéndola en la calle Ámsterdam de la localidad.

El operario de limpieza explicó a la patrulla de la Policía Local la localización exacta del suceso. Inmediatamente una patrulla se trasladó al lugar de los hechos, donde encontraron a la mujer escondida junto a un coche. Presentaba una herida en la cabeza y un corte en el párpado de un ojo.

“La joven estaba muy nerviosa”, han explicado fuentes policiales, que aseguraron que tuvieron que convencerla para que les entregase la katana que llevaba con una hoja de medio metro de longitud.

La joven española estaba huyendo de su novio, un marroquí de 26 años con antecedentes por robo con violencia y malos tratos.

El marroquí fue detenido a las ocho menos cuarto de la mañana. La Policía Local lo detuvo cuando trataba de volver a su piso, una vivienda que okupaba en el centro de la localidad murciana.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here