La historia de Rafael, un pequeño con autismo de siete años proveniente de Brasil, ha conmovido el mundo.

A los dos años y medio, los padres de Rafael se comenzaron a preocupar porque su tercer hijo no pronunciaba ninguna palabra, no miraba a nadie a los ojos y en ocasiones, parecía que tenía algún problema de audición.

Juli Lanser Mayer, la madre del menor, llevó al infante a un examen de escucha, el cual salió perfecto; Rafael tenía sus oídos completamente sanos, pero, ¿qué le ocurría al pequeño?

En busca de respuestas, los padres visitaron a más de tres médicos y todos los profesionales llegaron a la misma conclusión, Rafael sufre de autismo severo.

“Mis otros hijos se desarrollaron rápidamente, pero Rafael tardó hasta en aprender a sentarse cuando era pequeño. Hasta los 2 años, no interactuó, no miraba a los ojos y parecía estar sordo. Le hicimos exámenes que arrojaron que no tenía problemas de audición”, recuerda la madre del pequeño en entrevista con BBC.

Mira también → Haley Joel Osment, el niño de ‘Sexto sentido’, cambió su aspecto físico luego de años sin un protagónico

Según recuerda Juli Lanser Mayer, ella y su esposo se sintieron “aterrorizados” con la noticia, pues no estaban preparados y desconocían muchos aspectos sobre el autismo.

Lo primero que hicieron fue llevar a Rafael a donde una especialista, pero su frustración aumentó al ver que durante las terapias, su pequeño no respondía a ningún estímulo.

“No reaccionó a ningún estímulo. Todo lo que ellas intentaban hacer, él las ignoraba”, mencionó la madre del menor en el mismo medio.

Por recomendación médica y en total desacuerdo con los especialistas, Juli le compró una tableta a su hijo, para que él viera videos infantiles y así estimular su escucha, su habla y comprensión.

Sin embargo, por alguna extraña razón, Rafael siempre terminaba viendo videos en inglés, y aunque la madre le ponía clips en portugués, sus intentos eran inútiles.

“Pensaba que ponía los videos en otro idioma porque no sabía cómo jugar con la tableta, así que yo siempre cogía el dispositivo y le ponía una animación en portugués”, recordó la madre.

Meses más tarde, Julia llevó a su pequeño a una de sus terapias y ocurrió algo increíble: Rafael, de casi cuatro años, comenzó a hablar durante su sesión pero con frases en inglés, sin haber recibido nunca clases en ese idioma.

“Había muchas oraciones en inglés. Me quedé preocupada porque, de repente, comenzó a hablar como si hablara el idioma con fluidez, sin haber recibido clases ni salido del país”, recordó la mujer.

Lee también → Amy Jo Johnson, la primera ‘Ranger Rosa’ a más de 20 años del estreno de la serie

Los padres se emocionaron al ver que su pequeño hablaba mejor inglés que personas adultas que estaban estudiando dicho idioma.

“Todo era en inglés. Lo puse a hablar con el marido de una amiga que es irlandés, y dijo que Rafael hablaba mejor que su esposa, que vive en Irlanda desde hace diez años”, mencionó la mujer en la misma entrevista con BBC.

Al intentar explotar el portugués en su habla, la neuropsicóloga Tatiana Schmidt descubrió que el niño también había aprendido esperanto y el lenguaje de señas brasileño por Internet.

Según Schmidt, el portugués fue el cuarto idioma que aprendió Rafael, siendo este el que más se le dificulta en la actualidad, algo muy extraño, pues es su legua nativa.

“Pero hasta hoy, el portugués es el idioma con el que más dificultades se encuentra, porque tiene problemas para pronunciar varias palabras”, confiesa la madre del infante.

La familia ha tenido que aprender inglés para comunicarse con mayor facilidad con Rafael. Hoy, a los siete años, el pequeño ya domina nueve idiomas, en los que se encuentran el español, alemán, italiano, ruso y japonés.

“Cuando quiere aprender un idioma, permanece concentrado durante un mes, pero no habla todos los idiomas todo el tiempo, solo el inglés lo habla todo el día, es con el cual se siente cómodo”, mencionó Juli Lanser Mayer.

Puede ser de tu interés → Renée Zellweger cambia de nuevo su aspecto para darle vida a la cantante Judy Garland

Pero, ¿por qué Rafael aprendió a hablar más de nueve idiomas teniendo autismo?

Todo se debe a un fenómeno llamado la hiperconcentración, una de las características que las personas con autismo pueden desarrollar, para mantener la atención en un interés específico como música, astronomía, arte, o idiomas.

Gracias a esto, las personas con TEA pueden desarrollar habilidades y destrezas en su campo de preferencia.

Esto ocurre, según la psiquiatra del Instituto de Psiquiatria del Hospital de Clínicas de Sao Paulo, Rosa Magaly de Morais, en aproximadamente el 10% de los casos de personas con autismo.

 

Mira en video – Pareja pagó más de 25 mil dólares para clonar a su gato ↓

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here