Luego del terremoto de magnitud 7,1 que sacudió a California el pasado 5 de julio, lugareños encontraron que  se abrió una grieta en la tierra que puede ser vista desde los satélites.

Fueron dos sismos los que se presentaron en el estado en menos de 48 horas. Pese a que no se registraron heridos, en las tiendas había botellas rotas, alimentos por todo el piso e incluso objetos que colgaban de los muros que había caído.

A los pocos días, se evidenció que la topografía había cambiado. Según CNN, unas imágenes brindadas por la compañía Planet Labs, Inc muestran que se ha formado una grieta en la zona cercana al epicentro.

Ver más → Durante la media noche, la Tierra estuvo en su punto más lejano del Sol

Además de evidenciarse fisuras en la autopista, la extensa grieta se formó en un lugar donde al parecer había agua. Los patrones de la erosión confirmarían que el agua fue succionada.

En redes sociales, los usuarios también empezaron a publicar una serie de fotografías que mostraban el tamaño de la fisura provocada por los sismos.

Leer también → La NASA publica una serie de imágenes de “fuegos artificiales” captados en el espacio

Tras los rumores que han circulado en Internet, las autoridades han desmentido los mitos que aseguraban que es poco probable un desastre de gran magnitud y enviaron un parte de tranquilidad a los habitantes.

Te podría interesar en video → El cariño de un perro puede llegar a ser el mejor tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here