Que tus amigos o algún familiar te pidan que seas el padrino o la madrina de alguno de sus hijos, es un honor y responsabilidad que tendrás con ese niño durante toda la vida.

El padrino o la madrina es a los ojos de Dios, un segundo padre o madre que adquiere el pequeño para que lo cuide, proteja y enseñe valores que ayuden a fortalecer los que sus padres le inculcan.

Los padrinos son escogidos por los padres para bautizar en una celebración católica a su hijo  y ser aceptado en la casa de Dios.

Cuando bautizas a un niño te conviertes inmediatamente en ese segundo padre o madre, porque eso quiere decir la palabra: Madri-na  – Padri-no… un segundo padre del niño.

Escoger a los que serán padrinos del bebé debe ser una elección muy personal y seria, como padres debes escoger a quien crees que aportará buenos valores a tu hijo y enseñara cosas positivas al mismo.

Ser padrino o madrina es un honor para toda la vida

Ser padrino es un lazo muy fuerte, es una responsabilidad para toda la vida…

Sus obligaciones principales inician en la iglesia, cumplir con la serie de requisitos para saber si puedes o serás un buen padrino o madrina para el niño.

Los padrinos acompañan a los padres durante la celebración bautismal, consagrando al niño ante los ojos de Dios y haciéndose responsable por velar por su bienestar en caso de que sus padres llegasen a faltar.

Un ahijado es tener ese hijo que aunque no es de sangre a los ojos de Dios es visto como propio y debes protegerlo, cuidarlo y amarlo como lo harías por tu propia sangre. Tu deber como padrino o madrina del pequeño es convertirte en ese guía y ayudar a sus padres en esa ardua y larga labor de crianza para que al crecer sea un hombre o mujer de bien.

Las obligaciones que tienen los padrinos o madrinas son para toda la vida, no caducan al pasar de los años ni a medida que el niño crecen. Un ahijado es un lazo de fe muy importante, para la iglesia y sus padres el padrino o madrina pasa a ser parte de la familia y unos segundos padres; es por ello que ser padrinos o madrinas es y será un honor para toda la vida…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here