Un pequeño de siete años, llamado Román McConn, junto a su madre, Jennifer McConn, han logrado rescatar al menos mil quinientos perros de refugios que se denominan alta matanza.

Todo inició en el 2016, cuando se residenciaban en Texas, luego de que adoptarán a un cachorro, lo cual sirvió de motivación para comenzar a salvar la vida de otros caninos.

Así lo afirmó Jennifer, a través de una publicación en su cuenta de Facebook, donde expresó que en julio de 2015, fueron a un refugio de alta matanza y adoptaron a la pequeña Luna, quien fue la responsable de que este par se involucraran en el voluntariado de un abrigo de animales que se encontraba en la zona.

Un niño con capa de superhéroe

Madre e hijo se dividen las tareas para poder lograr sus objetivos. El niño es el encargado de realizar diferentes videos para compartir entre las familias y de esta manera dar a conocer la situación de cada uno de los cachorros para de alguna forma animarlos a que adopten.

En los audiovisuales se ve al pequeño Román jugar con los perros, aprovecha para explicar de una manera breve sus edades, razas y una razón por la cual se le debe brindar una nueva oportunidad de vida. Para él es muy importante que los caninos consigan un adecuado hogar.

No solo se dedica a realizar estos videos, también se comunica con las personas que están interesadas en adoptar a los perritos. A través de llamadas telefónicas Román se pone en contacto con ellos para asegurarse de explicar todo lo referente a la adopción.

Personas como Crystal Eskola, quien forma parte del refugio Augusta Animal Services, tildan al héroe de animales como un encantador de perros.

Una mudanza que no impidió seguir ayudando

Román y su mamá, tuvieron que mudarse a Washington, su ciudad natal, porque su padre  fue trasladado por temas laborales al extranjero, pues sirve en la Marina. Pero esto no impidió que se llevaran a 31 cachorros con ellos.

Entre los dos fundaron, “Project Freedom Ride”, un proyecto por donde recibían diversas donaciones monetariamente para colaborar con los diferentes refugios de Texas y poder reubicar a numerosos caninos.

Los animales son trasladados a través de la nación, hasta llegar al Pacífico Noroeste, mediante empresas de transporte que son contratadas por Román y sus madres.

Reconocimientos

Gracias a la bella labor que desarrolla Román, la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA), le otorgó el premio “niño del año”, en inglés, “Kid of the year”.

Además, la organización recibió 20 mil dólares en “The Ellen Show”, los cuales fueron destinados a pagar dos transportes, que tienen un costo de once mil dólares cada uno.

Actualmente los McConn viven en Georgia y la organización sigue funcionando a la perfección. Román indicó que la meta para el 2019 es que se transportes desde Texas y Georgia para que se sigan adoptando cachorros´, ya que se “merecen más que una vida en una perrera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here