Una mujer que regresaba de su trabajo, escuchó un ruido proveniente de cuatro cajas que estaban selladas con cinta, al lado de un basurero en un callejón de Londres.

Mira también: Si amas a los gatos, estas curiosas creaciones te dejarán sorprendido

Cuando prestó atención al sonido, cayó en cuenta que se trababa de maullidos de gatos, por lo que no dudó en hacer algo para ayudar a los 11 mininos, los cuales estaban encerrados en las cajas sin orificio alguno para que recibieran oxigeno.

Si quieres saber cuál fue el destino de los 11 felinos, no te pierdas el video.

Síguenos en Twitter↓

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here