Unos momentos de gran angustia. Eso es lo que se puede percibir en este terrorífico vídeo que recientemente ha salido a la luz. Este fue grabado momentos antes de estrellarse un avión cerca de una isla del Pacífico.

En el vídeo, que fue filmado en la cabina del piloto del Boeing 737, se puede apreciar incluso cómo el piloto grita: «¡Estamos muy bajos!». Refiriéndose a la altura.

El avión se estrelló cerca de una isla del Pacífico

En el terrible accidente un pasajero falleció. Además, otros nueves de ellos resultaron heridos. No obstante, la buena noticia es que el resto, 34 pasajeros, consiguieron escapar con vida y salir a flote. Sucedió en la laguna Chuuk, situada en la isla de Weno.

Según la investigación realizada en Papúa Nueva Guinea, los pilotos habrían ignorado las numerosas luces y alarmas con advertencia de «arranque» al llegar a tierra.

ambién se conoce que deben haberlas ignorado en más de una ocasión cuando en otras ocasiones han aterrizado en el aeropuerto.

Sin embargo, lo que sucedió antes del accidente fue que les era imposible observar la pista debido a una tormenta. Por lo que, en parte por su actitud arrogante, se desató el desastre.

Aunque se les culpó del accidente, llama la atención que tanto el capitán de Papúa Nueva Guinea y el copiloto, australiano, no aparezcan en el informe posterior a los hechos.

En el mismo se podía leer:

«La tripulación estaba obsesionada con la tarea de aterrizar la aeronave y no se dio cuenta de la alerta de advertencia visual PULL UP en la parte inferior de su PFD.
Por lo tanto, ellos (la tripulación) no tomaron ninguna acción positiva para detener la alta tasa de descenso y evitar el aterrizaje en la laguna. De hecho, ninguno de los pilotos era consciente de la situación insegura que se desarrollaba rápidamente.
La investigación descubrió que la tripulación había recibido alertas auditivas similares sobre aproximaciones previas en condiciones visuales donde el avión estaba aterrizado de manera segura. Esto hubiera contribuido a la percepción de que las alertas durante el enfoque del accidente eran alertas molestas y, por lo tanto, las ignoraron.»

El vídeo del desastre

Las imágenes oficiales del accidente son capaces de revelar cómo se desarrolla todo el drama desde la cabina, justo antes de que ocurriera el desastre.

Unos momentos después, cuando el avión yacía sumergido en la laguna, un total de 12 miembros de la tripulación y 34 pasajeros que se encontraban en el interior, emergieron de las aguas.

Estos no tardaron en ser socorridos por los lugareños de la zona a través de una pequeña flota de botes, así como por los buzos de la Armada de EEUU, pues se encontraban cerca del área.

El único fallecido, según el informe, no llevaba abrochado el cinturón de seguridad, lo que resultó fatal, pues sufrió lesiones por traumatismo en la cabeza. Probablemente muriera minutos después del accidente.

(Visited 2 times, 2 visits today)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here