Lo han vuelto a hacer. La cadena que dirige con mano de hierro Antonio García Ferreras ha vuelto a atacar a VOX. Esta vez han usado otra estrategia. Después de dejar al partido de Santiago Abascal en el más absoluto oscurantismo, para procurar nombrarles lo menos posible durante la campaña, han pasado al plan B después de que el anterior haya fracasado; perseguir a sus votantes.

Para la Sexta, votar a VOX, partido legal y democrático como la mayoría de los que se encuentran en el ámbito español, es algo a erradicar. Y por esa razón, se acercan a Marinaleda, pueblo de los últimos estertores comunistas en España, donde 44 personas, han dado un paso adelante y han votado a VOX. Se toman la libertad de ir a la caza de esas 44 personas, con la mala fe de saber que serán señaladas en el reducto comunista, y sin ningún miramiento.

Total, para ellos son poco menos que meros delincuentes por votar a semejante partido. Y aquí empieza la fiesta. Ha sido en el programa Liarla Pardo. En un quasi “Equipo de Investigación” han viajado hasta el pueblo buscando entrevistarse con los votantes de VOX. Con preguntas tipo “¿Que le parece que haya 44 personas del pueblo que han votado a un partido como VOX?” “Es horrible”, responden.

La reportera continúa adelante con el interrogatorio, indagando sobre el paradero de esas personas, “¿sabes quienes son?”, “se imaginan… la gente los conoce“, responde el lugareño.

No se rinden, y encuentran la casa de una de esas personas que los vecinos “se imaginan” que han votado a VOX. Nadie quiere reconocerlo. Normal. En una localidad así el destino que puede depararte no dista mucho del que le espera a la oposición de Maduro. Tolerancia comunista. 

Es muy posible que Santiago Abascal tome medidas legales contra la Sexta después de esto. Nadie de la cadena de Atresmedia se presentó en Águeda del Caudillo, Salamanca, para ver quien había osado votar allí a Podemos. Eso es lo lógico. Lo que no es lógico es que en una democracia se persiga a quienes dan su opinión a través de las urnas. Eso ya se hace en otros países, pero en un estado de derecho no tiene cabida.

Además, miles de españoles, a través de las redes sociales, han pedido que La Sexta sea inmediatamente cerrada y por supuesto, multada, por romper con la legalidad que debe cumplir una televisión, que recordemos, es una concesión del estado.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here