“¿Podría ser mi sangre la que usaste?”, le preguntó bromeando su novio cuando ella le contó de su accidente. Pero sí podría haber sido. Y en realidad lo era.

Muchos aseguran que conocer a alguien no es mera casualidad.

Dicen que todos estamos destinados por alguna razón, y aunque parezca un tanto loco o extraño, después de conocer esta historia de seguro te cuestionarás muchas cosas…

Lin Xiaofen es una mujer taiwanesa que está de novia con un chico llamado Lian desde hace 4 años. Y aunque lleven bastante tiempo juntos, siempre habrán cosas que se demoren en contar de sus vidas.

Una de ellas fue el accidente que tuvo Lin hace 11 años.

Resulta que la mujer le contó a Lian que había tenido un fuerte accidente automovilístico que la había dejado grave en un hospital.

Había sido tan complejo, que los médicos tuvieron que hacerle una gran transfusión de sangre mientras se encontraba en una condición crítica para salvar su vida.

Lian era un donante de sangre regular en ese momento, y en cuanto Lin se enteró de ello, fue suficiente para despertar su curiosidad y comenzar a investigar.

Así que fue al hospital donde la habían atendido y pidió información sobre la donación de sangre que había recibido, intentando saber a quién le pertenecía.

“Cuando me dijeron que era un Sr. Lian de Hsinchu, me sentí sorprendida”

Una revisión del número de identificación del donante con el personal de la estación confirmó que Lian salvó su vida 7 años antes de que se conocieran.

Sin duda fue una coincidencia bastante extraña… pero el chico supo usarla para incentivar a otras personas a donar sangre:

“Si donan es posible que tengan la oportunidad de salvar a su futura esposa” dijo tal como si se tratara de un slogan publicitario para donación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here