Redacción BLes – Un equipo de astrónomos que opera a gran altitud en el Tíbet detectó los fotones de mayor energía jamás observados desde una fuente astrofísica, en la Nebulosa del Cangrejo. Los rayos gamma provenientes de la supernova de esta nebulosa, alcanzaron a nuestro planeta y registraron una radiación nunca antes vista, según informó CNet. 

La Nebulosa del Cangrejo es el resto de una gran explosión que se produjo hace unos 7.500 años, a 6.500 años luz de distancia de la Tierra. Diferentes astrónomos documentaron por primera vez su presencia en 1054, cuando pudieron ver a plena luz del día un pequeño destello de luz sobre el antiguo cielo.

Aquel punto de luz brillante duró por un lapso de tiempo para luego desvanecerse, dejando atrás un enorme rastro de nubes de gas y polvo. Según explicaron, este rastro es lo que se conoce como Nebulosa del Cangrejo y todavía puede ser observado en el cielo contemporáneo.

[Lee también: El extraño caso del niño al que le extrajeron 526 dientes (Video)]

Dentro de la nebulosa se encuentra una estrella de neutrones muy poderosa y que gira rápidamente emitiendo rayos gamma a alta velocidad.

Lo que sucede es que, ahora, sus rayos gamma llegaron a la Tierra y la golpearon con una energía de radiación nunca antes registrada desde una fuente astrofísica.

[Lee también: Muere una turista en su luna de miel intentando llegar al autobús de la película ‘Hacia rutas salvajes’]

La noticia fue dada a conocer por astrónomos chinos y japoneses. Estos publicaron su estudio en la revista científica Physical Review Letters, donde informaron que detectaron una megaexplosión de radiación electromagnética desde un observatorio especial ubicado en una montaña a 4.300 metros sobre el nivel del mar en el Tíbet, en el suroeste de China.

La energía de la radiación gamma que detectaron superó los 100 billones de electronvoltios (100 TeV). Y no solo una vez, sino 24 veces.

De todas maneras este fenómeno no comprende ningún peligro para nuestro planeta ya que, una vez que las partículas chocan contra la Tierra, estas se descomponen en una lluvia de partículas subatómicas.

Y, así mismo, esta lluvia de partículas son las que pudieron ser filtradas por los científicos en duchas de aire que se encuentran actualmente en el Tíbet.

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoPlayerId=e7ab1c649

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here