Lillian Weber era una anciana de 100 años en Iowa, Estados Unidos, que desde 2012 hacía un vestido diario para las niñas necesitadas de África, los cuales eran transportados por la fundación Littledressesforafrica.

Littledressesforafrica, es una organización cristiana que le lleva prendas de vestir a los niños de África y otras partes afectadas por la pobreza del mundo.

Mira también → Georgia Traebert, la joven con síndrome de Down que venció los estigmas para ser modelo

Weber hacía parte de este equipo y la anciana mujer se propuso a hacer un vestido diario para las niñas; durante una entrevista, confesó que podría hacer dos, pero solo hacía una pieza, para no descuidar detalles y hacer prendas únicas.

La meta de la mujer era llegar a enviar 1.000 vestidos, tarea que inició en 2012 y para el momento en que se conoció su historia (2015), llevaba 840 ejemplares.

Sin embargo, Weber afirmó que después de llegar a los 1.000 vestidos, seguiría haciendo más, pues su buena obra no terminaría ahí.

“Si consigo llegar a los 1.000 vestidos, no me detendré ahí. Seguiré haciendo más y más”, mencionó Lillian Weber.

src=”https://www.youtube.com/embed/AwjTwb5lZRY” width=”560″ height=”315″ frameborder=”0″ allowfullscreen=”allowfullscreen”>

Tomado de Youtube.com/La Botella Medio Llena

Lee también → “Oye mi perro”: así luce ‘Mateito’ de ‘Pandillas, guerra y paz’ a 20 años de la serie

Los vestidos, hechos a mano, lograron vestir a más de 1.000 niñas en África, hasta el 5 de mayo de 2020, momento en que Lillian Weber falleció y dejó un vacío muy grande en la fundación y en la Tierra.

Su buena obra recorrió el mundo y hoy es un ejemplo de humanidad y entrega.

¿Estarías dispuesto/a a hacer algo así por los más necesitados? Cuéntanos en nuestro Facebook.

Puede ser de tu interés en video – Seis inventos que demuestran que estamos en el futuro

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here