En el último debate de la Sociedad Geográfica Real de Londres, el Instituto Watch acaba de declarar a las abejas como la especie más valiosa del mundo.

La producción de las abejas es de gran consumo humano y el valor que se les da es inmenso, pero ese valor no es el mismo que ellas obtienen.

Es que lo más importante que hacen no es producir miel, sino contribuir de forma inigualable a la reproducción de todas las plantas del planeta.

Es de la función que ellas ejercen sobre la cadena natural de la flora, la polinización, de la que depende en gran parte la vida en el planeta.

Si las abejas desaparecen, a los humanos les quedarían 4 años de vida”. Una cita comúnmente atribuida a Albert Einstein.

Esto se debe a que su producción es de gran consumo para los seres humanos y de un valor inmenso, aunque es muy diferente a lo que ellas obtienen de los seres humanos.

Lo más importante que llevan a cabo las abejas no es la producción de miel sino la contribución que tienen hacia las plantas alrededor del mundo.

Ellas generan una gran cadena natural de flora, polinización de la cual depende gran parte de la vida en el planeta.

Una de las razones por la cual las abejas han sido nombradas como una especie muy valiosa en el mundo es debido a la rápida desaparición de las mismas lo cual los científicos no pueden explicar.

Conforme pasa el tiempo este problema sigue aumentado y nadie tiene idea de por qué están desapareciendo.

¿Por qué las abejas están desapareciendo?

Una de las teorías al respecto es la de la telefonía móvil.

Según el Instituto Federal de Tecnología de Suiza, las ondas emitidas durante una corta conversación son capaces de desorientarlas hasta llevarlas a la muerte.

Existen muchas teorías, una de ellas se debe a la telefonía móvil.

De acuerdo con el Instituto Federal de Tecnología de Suiza, las ondas que se emiten durante una conversación tiene la capacidad de desorientar a las abejas hasta el punto de la muerte.

Después de realizar algunos estudios se encontró que la comunicación a través de teléfonos celulares puede provocar que las abejas produzcan un ruido diez veces mayor de lo normal.

Este comportamiento es el mismo que presentan cuando avisan a otras abejas acerca del abandono de la colmena.

La extinción de las abejas es una de las preocupaciones más grande de los ambientalistas y lo viene siendo desde hace mucho tiempo, y una solución rápida para este problema es necesario lo más pronto posible, ya que como comentó el doctor David Susuki: “Un mundo sin abejas sería un mundo sin gente”.

¿Crees que las abejas desaparecerán? ¿Cuánto tiempo nos queda a los humanos luego de su desaparición? ¿Crees que podemos salvarlas? Dinos lo que piensas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here