El truco no es nuevo, pero es bueno saber que la ciencia demuestra que sí funciona.

Gracias a las luchas cotidianas para tener una buena señal wifi en casa, se ha hecho popular el mito de que el papel aluminio funciona como método para direccionar la señal inalámbrica.

Pues bien, según investigadores de la Universidad de Darthmouth, rodear las antenas del router con papel aluminio o una lata sirve para mejorar la señal, reducir la interferencia y crear barreras para aumentar la seguridad de tu conexión.

De acuerdo Endadget, uno de los responsables del estudio confirmó que al hacer una barrera de aluminio se mejora la eficiencia de la infraestructura inalámbrica en casas y edificios, al mitigar el impacto de los aislamientos, particiones y diseños interiores.

¿Cómo funciona?

Las antenas de los routers que se usan en los hogares generalmente son omnidireccionales, es decir, su señal se dispersa por todos lados.

Al ponerle una barrera de papel aluminio, la señal se vuelve direccional, es decir, apunta en un solo sentido.

Así, en un apartamento al router se le puede poner una lámina de papel aluminio que solo apunte a la sala.

Las demás habitaciones perderán señal, pero ésta se concentrará en el lugar que la necesitas.

Impedir que la señal llegue a algunos lugares puede tener sus beneficios. Por ejemplo, puede ser útil que evites que llegue a un espejo, para que que la señal no se reflecte y no afecte tu conexión.

Seguridad

Direccionar la señal reduce la interferencia pero también mejora la seguridad de tu wifi.

La cobertura de aluminio puede servir para que la señal no le llegue a personas que posiblemente querrían robar tu wifi o que estén intentando acceder para cometer algún tipo de fraude o ataque.

Para mejorar la señal deberá seguir los siguientes pasos:

  • Desenrolle el papel de aluminio y saque 30,48 cm2. Intente alisar el papel lo mejor posible para que refleje mejor la señal una vez que su antena esté lista.
  • Coloque pegamento sobre uno de los lados y extiéndalo de manera uniforme hasta los bordes, asegúrese de no romper o doblar la lámina mientras lo hace.
  • Pegue el cuadrado de aluminio en un pedazo de cartulina u otro papel grueso. Extiéndalo de manera uniforme para asegurarse de que se adhiera bien al papel.
  • Corte el papel aluminio y con una base de cartulina en forma de un rectángulo de aproximadamente 15,24 cm de ancho por 22,86 cm de alto.
  • Doble el papel aluminio y el papel base en una forma parabólica cóncava y con la cara brillante en el interior.
  • Este plato será la antena que va a reflejar la señal.
  • Corte dos agujeros en la parábola del mismo ancho de un lápiz a la mitad de la altura.
  • Dele estabilidad estructural a la parábola con un soporte. Enrolle una tira de papel de construcción en un tubo más pequeño que el ancho de un lápiz y péguelo por medio de los dos orificios del plato parabólico.
  • Coloque el plato sobre la antena de Wi-Fi del router que ya tiene y diríjala hacia la dirección que desea enviar la señal. Asegure el plato uniendo el soporte de papel a la antena del router con cinta. El plato mejorará la señal hasta por 9 decibeles.

¿Qué opinas al respecto? ¿Intentarías hacerlo o ya lo has hecho? Cuéntanos si te funciona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here