Con el pasar de los años, contraer matrimonio antes de los 30 ha dejado de ser una prioridad para millones de personas alrededor del mundo, así lo comprueba un estudio realizado, donde se afirma que las prioridades de los jóvenes han cambiado.

La edad para el matrimonio ha cambiado

Según un censo realizado por el buró de Estados Unidos, los índices de edad para contraer matrimonio han ido cambiando. Para la década de 1950, la edad promedio de las mujeres para casarse eran los 20 años, cifra que fue aumentando progresivamente, llegando a los 23 años en 1980, 25 al inicio del año 2000 y finalmente a los 27,8 en 2020. En cuanto a los hombres la tendencia fue muy parecida: 23 años en los 50’, y 29,8 el día de hoy.

En países europeos como Suecia, Islandia y España, las mujeres suelen casarse por primera vez a partir de los 30 años, y los hombres tardan un promedio de dos años más.

La antropóloga de la Universidad de Yale, Marcia Inhorn, informo que son diversas las razones por las que muchas personas han decidido postergar la edad de casarse o tener hijos, siendo esta una crisis de tendencia mundial.

En varios países musulmanes, incluyendo desde Indonesia hasta Egipto, las bodas eran consideradas la entrada de las mujeres a la vida adulta. Aunque el porcentaje de jóvenes adolescentes que contraen matrimonio sigue siendo alto, sobre todo en Indonesia donde llega al 14%, la realidad es que ha bajado, considerando que para finales de la década de 1980, un 35% de las mujeres casadas tenían 18 años.

Varios expertos han afirmado que actualmente las mujeres jóvenes prefieren completar su educación y conseguir un buen empleo antes de tomar la decisión de casarse o formar una familia.

Conoce a los ‘waithood’

Considerando las cifras, el mundo anglosajón a bautizado esta tendencia como ‘waithood’, una palabra resultado de la fusión de ‘wait’ (esperar) y ‘adulthood’ (adultez), la cual describe a la perfección la intención que tienen las personas de postergar una de las responsabilidades de la vida adulta.

Cabe destacar que desde hace 10 años el termino waithood ya había sido introducido por Diane Singerman, docente de la Universidad Americana de Washington quien se especializa en la investigación de procesos sociopolíticos en Oriente medio.

Singerman asegura que casarse se ha convertido en algo demasiado caro para los jóvenes, aun más si tomamos en cuenta la situación económica y política que viven muchos países en la actualidad.

A pesar de que Singerman realizó su argumento basándose en estadísticas de países africanos y asiáticos, la verdad es que los países occidentales no han escapado de esta realidad.

En diferentes partes del mundo, personas biológicamente adultas no han alcanzado los marcadores sociales de la adultez, debido a dificultades en cuanto a su nivel de ingresos, falta de vivienda propia, desarrollo laboral, matrimonio e incluso hijos.

¿Cómo afecta el waithood a las mujeres?

Esta realidad social afecta muy en particular a las mujeres, ya que en muchas sociedades, incluida las desarrolladas, cuando una mujer no se ha casado o no tiene hijos, se considera que aun no ha cumplido con sus prioridades.

En el caso de los hombres se espera prácticamente lo mismo, como el hecho de casarse, convertirse en padres, tener casa propia y un nivel de ingreso mucho mayor al de la mujer. Por lo tanto quienes no tienen dinero, prefieren no casarse.

Es importante señalar que a pesar del papel protagónico que ha ganado la mujer en la sociedad, el rol del hombre prácticamente no ha cambiado, por lo que se espera que gane mucho más que la mujer. Siendo este uno de los estereotipos que más dificulta la búsqueda de pareja.

Te puede interesar -> Salir con amigas mejora tu salud y un estudio lo comprueba (opens in a new tab)”>Salir con amigas mejora tu salud y un estudio lo comprueba

En países industrializados ha cambiado la creencia sobre lo que se debería hacer una persona a partir de los 20 años e incluso más. La psicóloga experta en relaciones modernas, Brandy Engler, explica que las relaciones ya no son un objetivo, sino más bien un pasatiempo.

El efecto positivo de estar soltera a los 30 o más

La antropóloga Alcinda Honwana, afirma que la crisis de juventud es a nivel global, sin embargo, la experta cree que tiene un efecto positivo en las diferentes sociedades. La llamada ‘generación waithoo’, dispone de gran potencial transformador.

Los cambios sociales se han visto beneficiados, disminuyendo los matrimonios infantiles, aumentando los índices de estudios y aceptando el hecho de que la mujer sea mucho mayor o gane más que el hombre, cada vez es más frecuente.

 

Mira también en video – Después de este video más de uno querrá abrazar a mamá

 

Síguenos en Instagram

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here