Mónica Vega llevaba un embarazo como el de cualquier mujer, sin embargo cuando pasaba los siete meses de gestación, los médicos descubrieron algo inusual dentro del abdomen de su bebé.

La pequeña tenía el feto del que iba a convertirse en su hermano gemelo dentro del vientre, como si estuviese embarazada.

“Nos enteramos aproximadamente cuando teníamos siete meses de embarazo por una ecografía de tercer nivel que me hicieron”, dijo la mujer que reside en la ciudad de Barranquilla, Colombia.

Te puede interesar → Niño compró rosas para las 68 niñas de su salón con sus ahorros, para no excluir a ninguna

Cuando los médicos realizaron estudios a fondo, descubrieron que se trataba de un caso conocido como ‘fetus in fetu’, el cual se da en uno entre 500 mil o un millón de casos, según explicó el médico Miguel Parra.

Expertos explicaron que la formación de gemelos se da durante la primera semana de gestación cuando la célula se divide en dos y cada ser empieza a desarrollarse de manera independiente; pero si esta separación ocurre luego de la segunda semana, los bebés nacerán como siameses.

El caso de Itzamara, como se llama la bebé, es aún más extraño ya que la división de las células se hizo en el día 16 de gestación y en lugar de compartir alguna extremidad u órgano, una de estas se adhirió al abdomen y logró alimentarse a través de un cordón umbilical.

“No se formaron de una manera simétrica, es un bebé que está embarazado de su hermano gemelo que lo lleva en su abdomen”, indicó el médico, quien agregó que el feto absorbía “la comida directamente del corazón de su hermano a través de este cordón umbilical”.

Este se convirtió en el primer caso en ser descubierto desde el vientre de la mamá, ya que por lo general se hace años después del parto, cuando el abdomen del niño aumenta su tamaño de manera significativa.

“Se han visto casos en los cuales se ha diagnosticado a los 5 o 6 años como una masa muy grande dentro del abdomen, porque esto sigue creciendo”, explicó el doctor Parra.

Cuando Mónica cumplió las 37 semanas de embarazo se sometió a una cesárea para retirar a su hija sin riesgos de golpear su abdomen. 24 horas después, la pequeña pasó por el quirófano para extraer el feto de su hermano.

Tras dos horas de cirugía, el que sería el bebé, salió sin complicaciones y allí determinaron hasta que punto se desarrolló dentro de su hermana.

Lee también → Hombre arriesgó su vida al entrar a su casa envuelta en llamas para salvar a su perro

“Tenemos extremidades superiores, extremidades inferiores, tiene un cordón umbilical, unos genitales bastante ambiguos, la cabeza es muy rudimentaria”, dijo uno de los médicos que hicieron parte del procedimiento.

Con todo resuelto, la familia ahora está tranquila y confiada en que la pequeña Itzamara podrá crecer como cualquier otro niño y esta se convierta solo en una anécdota para su vida.

Conoce aquí la historia ↓

width=”500″ height=”281″ src=”https://www.youtube.com/embed/nNPC1c4bZzA?feature=oembed” frameborder=”0″ allow=”accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture” allowfullscreen=””>

Mira también en video → ¿Qué le aconsejaría un hombre de 112 años a un bebé recién nacido?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here