Uno de los actos más comunes en los últimos tiempos en reuniones secesionistas es la quema de banderas españolas y fotos del rey. Los independentistas han empezado a coger la costumbre de hacerlo en cada manifestación. Es su manera de llamar la atención y decir que nuestros símbolos nacionales no les representan.

En la mañana de este jueves ha vuelto a repetirse la misma escena en Gerona. Mientras los manifestantes permanecían arrinconados en un rincón de la Plaza 1 de Octubre, rodeados por los Mossos, dos de ellos han aprovechado el momento y todas las cámaras que les apuntaban para tener su minuto de protagonismo. Han quemado una bandera española mientras la multitud les jaleaba y nadie hacía nada para impedirlo, lo cual es dejación de funciones por parte de la Policía Catalana que allí se encontraba.

Delitos sin castigo por parte de la policía

No hay que olvidar, que quemar símbolos nacionales es un delito tipificado en el Artículo 543 del Código Penal con penas de 7 a 12 meses de multa. Las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad, se castigarán con la pena de multa de siete a doce meses.

Además, realizando este tipo de actos, los protagonistas también podrían ser considerados culpables de un delito de odio. También tipificado en el Artículo 510 del Código Penal con pena de cárcel de uno a cuatro años y entre seis y doce meses de multa.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here