Una persona emprendedora siempre desarrolla sus ideas y las quiere proyectar en un futuro, por eso estos jóvenes han salido a delante a pesar de la dificultades que han tenido referente al rechazo en los demás trabajos.

Los nombres de estos jóvenes son Leandro, Mateo, Mauricio y Franco que tienen entre 20 y 25 años de edad que querían lo mismo que otros jóvenes de su edad: tener un trabajo, ganar su propio dinero y conseguir cierta independencia y estabilidad sin depender de sus padres.

Pero no creas que le pareció sencillo, siempre fueron rechazados por tener un condición distinta.

Así que cansados de recibir rechazo tras rechazo, decidieron abrir su propio emprendimiento: un servicio de de pizzería para pequeños eventos.

“Los chicos se forman, hacen cursos de panadería, de cocina, pero una vez que terminan su formación, no consiguen nada. nadie los contrata”.

El grupo se reparte los trabajos antes de cada eventos, unos cortan el queso mientras otros se dedican a colocar la salsa de tomate sobre las masas. Con los preparativos listos, parten al lugar del evento, cocinan las pizzas y las comienzan a servir.

El éxito de estos jóvenes es que trabajan en conjunto entre grupo a llenado de amor los eventos realizados por ellos, su restaurante se ha hecho cada vez mas conocido y a parte a llamado la atención de estos jóvenes con síndrome de down quienes son los mas tiernos del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here