El máximo premio que se puede ganar un restaurante es una estrella de la guía Michelin.

Recibir una de estas es signo inequívoco que la gastronomía del lugar es de gran calidad

Muchas veces asociando esto a sitios caros y de moda que solo unos pocos pueden acceder.

Hace un par de años hubo una gran excepción y un humilde local de las calles de Singapur se llevó este reconocimiento.

Chan Hong Meng es la prueba que la comida no siempre tiene que ser pretenciosa para ser avalada por los mejores.

Siendo un chef de un pequeño restaurante callejero recibió una de las estrellas.

Su local tiene tal fama que antes de abrir y estar listo para servir ya hay gente haciendo fila.

El plato insigne de Meng es el pollo en salsa de soja al estilo Hong Kong. Cuesta solo $1.50 dólares.

Durante los 35 años que este hombre lleva cocinando, este es su plato más famoso, convirtiéndose en el más barato con poseer tal reconocimiento.

El mes pasado, el chef fue invitado a la cena de gala de la compañía en Singapur.

Teniendo en cuenta su reputación, Meng se mostró escéptico de la invitación.

“Les pregunté, ¿estás bromeando?”, Dijo. “¿Por qué Michelin vendría a mi puesto? ¿Se puede nominar a un vendedor ambulante? ”

¡La respuesta es sí! En la celebración, Meng fue, para su sorpresa, honrado junto a algunos de los chefs más famosos del mundo.

Después de esto, Meng vio el aumento de clientela y ha tenido que preparar 30 pollos adicionales por día para los comensales que esperan por horas para probar su comida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here