No son muchas las personas que disfrutan de armar el árbol navideño año a año, así sea solas o con toda su familia.

Buscarlo en alguna oscura bodega donde probablemente se mantuvo escondido todo el año.

Luego desenredar las eternas luces, colgar uno a uno los adornos, no es algo que a cualquiera le entretenga.

Ni que cualquiera tenga todo el tiempo necesario o la paciencia eterna para hacer.

Además, el piso termina sucio y hay que limpiar constantemente.

Y no olvidemos cuando las familias tienen mascotas, sobre todo gatos, quienes disfrutan demasiado de destruir todo árbol que se cruce en su camino.

Por todo esto es que la genial idea de una mamá para evitar todo este lío se hizo viral en redes sociales.

Renae Krivitz decidió envolver en plástico el árbol de Navidad, tal cual como lo tenía armado, y lo guardó en su bodega hasta el otro año, cuando de seguro se pondrá muy contenta al recordar que sólo debe desenvolverlo con cuidado y que no tiene que poner ni un solo adorno en esas ramas.

La tradición lleva siglos en familias de todo el mundo (y es hermosa), por lo que es difícil deshacerse de ella o pretender que no es importante.

Sin embargo mientras más trabajo hay, menos tiempo tenemos para dedicarle a cosas como estas, que no cambian drásticamente nuestras vidas por ningún motivo.

Quizás para lo fieles creyentes en Santa sí, pues no sabrá donde dejar los regalos.

Por ahora esta suena como una gran idea a probar hasta el otro año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here