La fuerza de voluntad y la perseverancia en algunas personas es sumamente admirable y la joven Josie Desgrand es el mejor ejemplo de ello.De sólo 16 años, la joven había llegado a pesar 127 kilos, pero conforme se aproximaba la fecha de su graduación, la chica se planteó una meta: cambiar radicalmente su apariencia.

Consciente de que debía hacer un gran trabajo cambiando sus hábitos, la joven comenzó la dura tarea de bajar de peso, para recuperar su autoestima perdida y cuidar su salud.

Josie emprendió su programa de adelgazamiento trazándose metas pequeñas y documentando todo su proceso en las redes sociales, en las cuales se convirtió en motivo de inspiración para miles de personas.

La joven adoptó una dieta sin carbohidratos y suprimió todos los azúcares. Además inició un programa de entrenamiento físico, pero lo más importante de todo: su padre se convirtió en su compañero de proceso.

Para Josie fue muy importante contar con el apoyo incondicional de su padre en este proceso de cambio. Cuando alcanzó los 90 kilos se armó de valor y decidió dar el siguiente paso: entrar a un gimnasio.

Actualmente Josie pesa 63 kilos, menos de la mitad del peso que tenía cuando inició su proceso de transformación. Al llegar al baile de graduación convertida en otra persona, los resultados fueron increíbles.

La joven ha decidido escribir un libro en el cual dará consejos y motivación a todas las personas que, como ella, desean combatir el sobrepeso y tener una vida normal.

Esta chica nos ha dejado claro que cuando quieres puedes y no se trata solo de la estética, incluso por salud todo lo que hizo le está beneficiando enormemente, así que no te rindas nunca, anímate.

No te olvides de COMPARTIR este artículo para que tus amigos y familiares conozcan la historia de esta chica.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here