Tabla de contenidos

Todos llevamos un líder adentro, el problema es que no todos son iguales. De acuerdo a la corona que elijas te diremos cuál eres tú.

Comúnmente
se cree que hay dos tipos de personas: los que nacieron para ser líderes y los
que no. Sin embargo, esto no es tan así. Pues en algún punto, todos alguna vez
debemos dirigir algo.

Ya sea ser
la cabeza de la familia, el jefe de departamento de tu empresa, o el CEO de un
gran emprendimiento, siempre en algún momento de la vida a uno le toca guiar a
otros. ¿Cómo actúas en esas situaciones?

Para
conocer la respuesta a esa pregunta, debes mirar esta imagen y elegir la corona
que mejor se adapte a tu personalidad.

TU RESPUESTA TE DIRÁ EXACTAMENTE QUÉ TIPO DE LÍDER ERES.

1. Carismático

Eres una
persona que rebosa carisma. Cuando te toca estar al frente de algún proyecto,
logras rápidamente que todo el mundo te quiera. Eres simpático, sabes qué decir
y no te cuesta demasiado quedar bien parado.

No siempre
eres la persona más resolutiva, si hay que decir la verdad. A ti te va mejor lo
interpersonal, el contacto con los otros. Pero siempre sabes elegir a la
persona indicada para acompañarte en cada tarea y asegurar que salga bien.

2. Dinámico

Eres
alguien que siempre se está moviendo para mejorar y lograr mejores resultados.
Por eso, cuando te toca ocupar el rol de líder, eres una persona activa,
creativa y que nunca deja que las cosas se estanquen.

Para ti lo
más importante siempre es ir hacia adelante, y seguir avanzando. Eso hace que
muchos sientan el deseo de seguirte, pues entienden que eres una persona que
los ayudará a conseguir metas.

3. Resolutivo

Eres una
persona bastante clásica y un poquito testaruda, que sin embargo siempre logra
que las cosas estén bien hechas en tiempo y forma. No eres de los que suelen
innovar y tu don mayor no es el creativo.

Pero sí logras siempre tener un sistema para hacer que las cosas funcionen. Cuando te toca el rol de líder, eres de los que dan confianza a su equipo porque ellos saben que si confían en ti las cosas saldrán bien.

Te puede interesar: Test de Adán y Eva: lo primero que veas te dirá qué no puede faltar para ti en el amor

4. Respetado

Eres la
clase de persona a la que le encanta el rol de liderazgo. Tú no tienes problema
en ocupar ese lugar: al contrario, es donde más cómodo te sientes. Eres una
persona que tiene el don natural de dirigir a otros, y eres ambicioso (incluso,
a veces demasiado).

Pero en
general siempre logras que todo el equipo te respete y eres capaz de montar
castillos allí donde no había nada.

5. Afectuoso

Eres una
persona amable, cariñosa, que cuando le toca dirigir se inclina por el lado
humano. Por eso, todo el mundo te quiere y te respeta: saben que cuando haces
una crítica, es para bien, y nadie considera que tengas malas intenciones.

A veces te
puede costar poner los límites, pero la verdad es que casi nunca los necesitas.
Pues sabes manejarte con otros y encontrar los caminos para ir todos juntos
hacia el mismo lugar.

6. Productivo

Eres una
persona sumamente laboriosa, que sabe que el rol de líder significa hacer el
doble que los demás. A tí no te gusta la idea de que los demás hagan el trabajo
por ti, al contrario: puedes hasta tener problemas para delegar.

Ética de trabajo, ambición sin límites y persistencia infinita, esas son las características que te distinguen cuando te toca ser líder, y gracias a ellas logras sacar cualquier proyecto adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here