Mientras Casey Hathaway, quien vive en el poblado Ernul en Carolina del Norte, Estados Unidos, jugaba con otras niñas en el jardín de su abuela, desapareció mientras las otras dos niñas si regresaron a su casa.

El pequeño de tres años comenzó a caminar sin rumbo hacia el bosque y nadie supo de él, a pesar de una exhaustiva búsqueda, hasta después de tres angustiosos días.

Por fortuna, la policía logró dar con la zona del bosque en la que se lograba escuchar el llanto de un niño asustado. Pero la verdadera preocupación de los rescatistas era que éste lograra sobrevivir a la temperatura que solía descender por la noche bajo cero grados, sin embargo, el alma les volvió al cuerpo cuando encontraron a Casey y se dieron cuenta de que estaba bien.

¨Ha sido una gran noche, gracias por no rendirse, amigos. Por su persistencia, ahora el pequeño está feliz y su familia también¨, comentó un rescatista.

El niño fue llevado de inmediato con su madre. Su rostro tenía dibujada una sonrisa y después de unas horas todos comenzaron a peguntarse cómo era posible que un pequeño de su edad hubiera sobrevivido solo por tres días en el bosque.

Casey fue encontrado atrapado entre las raíces de un árbol. Apenas lo rescataron, le brindaron atención médica y le preguntaron qué había hecho durante esos días solo.

¨Nos dijo que esos días estuvo acompañado de un oso. Dios le envió un ángel para cuidarlo¨, comentó la madre de Casey.

Chip Hugues, el policía que rescató a Casey, comentó que justo cuando lo rescataron el niño les había comentado lo mismo.

Algunas personas han comentado que podría ser producto de su imaginación al encontrarse en un momento lleno de angustia y miedo, mientras tanto otros comentan que podría tratarse de un precioso milagro con el cual el pequeño pudo sobrevivir.

Sin embargo, expertos aseguran que los osos negros son animales pacíficos que atacan únicamente cuando están bajo provocación.

El lugar en donde Casey se perdió, es conocido por ser un lugar habitado por osos negros, así que incluso las autoridades no descartan que la versión del pequeño sea cierta.

Por fortuna, Casey no sufrirá secuela alguna por lo ocurrido. Es increíble y un gran alivio que el pequeño no haya sufrido ninguna herida grave en el bosque y que ahora se encuentre en su hogar junto con su familia.

Sin importar cómo haya sido, es una fortuna que el pequeño se encuentre a salvo y ahora esté con su familia.

Síguenos en Facebook


Síguenos en Facebook

ESCRIBE TU COMENTARIO:

Ver MásVer Más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here