El tercer caso atípico de depredación de la historia ha ocurrido por segunda vez en aguas australianas.

La semana pasada, la empresa de ecoturismo Naturaliste Charters Whale Watching pudo filmar desde uno de sus barcos la lucha entre una ballena azul, el animal más grande de la Tierra y alrededor de 60 orcas durante media hora en la bahía Bremer, según informó WA Today.

El dramático momento en que el grupo atrapa a la ballena
El dramático momento en que el grupo atrapa a la ballena

Esta zona, localizada en la parte occidental de Australia, se denomina como uno de los “puntos calientes” de biodiversidad marina por la cantidad de especies que habitan en ella.

La bióloga Pia Markovic destacó la organización del grupo de orcas, que sabía perfectamente cómo atacar al animal, de 15 metros de largo. “Tan pronto como llegamos, pudimos ver espuma y salpicaduras en el horizonte”.

Fue una persecución intensa
Fue una persecución intensa

Los depredadores querían desangrarlo y dejarlo morir ahogado, para lo que mordían las zonas donde se encontraban los órganos principales. “Fue todo muy rápido y sangriento”, señaló.

La reacción de los investigadores y otros observadores era de incredulidad, realmente increíble y es muy probable que ocurra más de lo que podemos apreciar, pero poderlo presenciar, era algo demasiado inusual.

Captura de video
Captura de video

Las ballenas azules son muy efectivas con el tamaño de sus colas, por lo que las ballenas asesinas son muy conscientes del tipo de riesgos que corren cuando persiguen a las presas más grandes del océano como las ballenas azules.

videoPlayerId=ccb267320

A través de 20 Minutos.

Ir a la portada de BLes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here