Sophie Matheson se convirtió en un ejemplo de superación en redes sociales. Se trata de una profesora de Inglaterra que logró perder 40 kilos en tan solo cuatro meses con entrenamiento físico.

Luego de que su novio le propusiera matrimonio, la mujer decidió perder peso para poder lucir el vestido de novia de sus sueños. Desde ahí empezó su entrenamiento.

En diciembre de 2018, a sus 26 años, Mathenson pesaba al rededor de 100 kilos. Al recibir el anillo, ella empezó a sentirse mal por no tener un cuerpo que encajara en los diseños que quería lucir en su gran día.

Ver más → Jeffrey Kendall: El chico que pasó de sufrir sobrepeso a ser el doble de un Príncipe Disney

“Estaba ansiosa por cómo saldrían las fotos, cómo me vería y cómo me sentiría con mi vestido y lo que los demás pensarían de mí. Supe que tenía que hacer algo para lograr un cambio positivo”, dijo en entrevista al diario ‘Daily Mail’.

Cuando encontró el diseño que quería vestir frente al altar, supo que tendría que perder casi la mitad de su peso para que le quedara a su medida. Faltando 16 semanas para su matrimonio, contrató a un entrenador para que le ayudara con rutinas de ejercicios y dietas saludables.

“Ya conocía sobre Luke (el entrenador). Había visto algunas de sus impresionantes transformaciones en las redes sociales, así que me puse en contacto con él”, añadió.

Fue así como la joven empezó a luchar contra su sobrepeso. Asistió tres veces por semana durante cuatro meses al gimnasio y se sometió a una serie rutinas cardiovasculares y ejercicios con pesas. Dejó de comer comida chatarra para consumir una dieta basada en productos naturales y granos.

Leer también → Pierde casi 80 kilos para salvarle la vida a su hermana donándole un riñón

Tras arduas semanas de ejercicio y dieta, el día esperado llegó. Sophie bajó 40 kilos antes de su boda. En su matrimonio lució el vestido de talla 40 que tanto había soñado y se casó felizmente.

“Ahora estoy más feliz en todos los aspectos de la vida: tengo más confianza en el trabajo, tengo una relación aún mejor con mi esposo y estoy más feliz de vacaciones porque puedo usar lo que quiero sin sentirme incómodo”, concluyó.

Te puede interesar: Indígenas guatemaltecos dan ejemplo con sus inventos hechos con bicicletas recicladas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here