Cuando te vas a vivir con tu pareja todo es diferente y ya nada tiene que ver con los hermosos momentos de novios; los ratos romanticos se transforman en situaciones menos emocionantes y más cotidianas. Irte a vivir con tu pareja implica un montón de cambios y novedades, pero una de las más evidentes e importantes es, por supuesto; el despojo de las máscaras.
Las parejas modernas han perdido la vergüenza y están realizando un montón de pequeños actos muy asquerosos, pero eso sí, con mucho amor.
10- Compartir el cepillo de dientes
Prestarles el cepillo a los amigos es algo que ni muertos haríamos, pero hacerlo con la persona que amamos puede volverse en una experiencia única que incluso ayuda a aumentar la confianza y la magia. Da igual, si se pasan la lengua por las amígdalas cuando se besan ¿Qué diferencia tienes prestarse el cepillo?
9- Estar días juntos sin bañarse
Las citas en restaurantes y los parques de diversiones son cursilerías de la etapa de noviazgo, cuando se vive juntos eso muere y ahora lo mejor es quedarse tirados en el sofá con comida rápida, tomando un descanso de la ducha sin importar los horribles olores.
8- Quitarse los vellos
Sí, incluso los largos y encarnados que salen en las partes más extrañas del cuerpo. Asco.
7- Ayudarse a vomitar
No hay nada que demuestre más amor entre las parejas, si luego de una borrachera animal se ayudan a vomitar en el baño de casa, han rebasado todas las barreras y el amor ha triunfado.
6- Se quitan los granos mutuamente
Si mientras se acarician sienten un enorme barro o una asquerosa espinilla y se lo quitan sin remordimiento alguno ¡Felicidades! Ya llegaron a otro nivel.
5- Besos con aliento mañanero
Si se aman, el aliento mañanero nos les impedirá compartir saliva y darse amor en cuanto se despierten.
4- Los gases dejan de importar
Si se llega a este punto de la relación, no hay de otra. Los niveles de confianza han llegado a su fase final. Amas a tu pareja y la aceptas tal y como es.
3- Checar si huelen mal
Ni locos dejaríamos que la persona que amamos oliera mal en el mismo evento que nosotros, por esa razón ¿Qué hay de malo en comprobarlo oliendo sus axilas?
2- Comer desesperadamente sin avergonzarse
Aunque en la primera cita siempre se pide ensalada y ni se la terminan, con el paso del tiempo ese temor a ser juzgados se esfuma. Ahora son capaces de comerse una pizza entera o un costillar de cerdo sin tapujo alguno.
1- Usar el baño con la puerta abierta
Después de mucho tiempo de estar juntos, la privacidad tiene otro significado, pues pueden hacer sus necesidades mientras el otro se lava los dientes o está adentro de la regadera.
También te recomendamos este video.
Dibujo de Nagini (crimes of grindelwald)

Síguenos en Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here