Un reciente estudio realizado en Bélgica, rebeló que cuidar a los hijos puede ser incluso más agotador que trabajar.

La investigación, hecha por la Universidad Católica de Lovaina, estudió a más de 2 mil padres y concluyó que cuidar a los hijos, es más agotador que ir a trabajar.

Mira también → Hombre dejó el celular en casa de su novia y ella reveló sus infidelidades por Instagram

Los resultados del estudio fueron impactantes, pues mostraron que el 13% de los participantes en la investigación, tenían niveles altos de cansancio y sentimiento de incapacidad.

Este índice varía según el sexo, del 11,6% para los padres y 12,9% para las madres.

Esto, aunque no lo parezca, puede desembocar en un problema serio, llamado la fatiga parental…

La fatiga parental es una de las ramificaciones del síndrome de fatiga, el cual es un problema psíquico causado por el estrés extremo y la sobrecarga.

Lee también → Periodista confundió una escena del ‘Capitán América’ con un accidente y la transmitió en vivo

Este síndrome ocurre en su mayoría, en personas con una carga laboral muy alta; pero también, en algunos casos, con personas que cuidan infantes.

“Si trabajas al límite de tu capacidad por mucho tiempo, hay agotamiento nervioso y consecuentemente, fatiga”, afirma el psiquiatra Fernando Portel.

Las recomendaciones para esto, es pasar tiempo de calidad con tu pareja y salir de casa con tus hijos a lugares donde disminuyas un poco el estrés que puede tener cuidar a los infantes.

Te puede interesar en video – Nolan y Savanahh: el caso que te recuerda que para amar no deben existir las diferencias

 

Síguenos en Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here