Conseguir un automóvil es un gran problema para la persona promedio. Implica muchas compras, hacer comparaciones, determinar un presupuesto y muchas otras decisiones necesarias. Uno de los pasos más importantes, y para algunos, el más intimidante, es visitar un concesionario para seleccionar un vehículo de motor.

Si ha visto programas de televisión o películas, entonces conoce los estereotipos generales de los concesionarios de automóviles. A estos profesionales generalmente se les da una imagen injusta que desafortunadamente prevalece entre los consumidores. Por esta razón, las personas tienden a rehuir a los minoristas. Es importante tener en cuenta que, si bien la mayoría de los compradores prefieren comprar sus automóviles a amigos o familiares, hay ventajas de ir con un mayorista. Un establecimiento confiable facilitará la compra para el comprador y garantizará que se cumplan todas las legalidades.

Ahora que es consciente de esto, es posible que se pregunte cómo puede encontrar el mejor proveedor para sus necesidades. Si es así, siéntase libre de usar estas cuatro pautas para seleccionar concesionarios de automóviles.

1. Pregunta por ahí. Este paso puede ahorrarle mucho tiempo. Si conoce a alguien que haya hecho negocios con el establecimiento anteriormente, obtenga sus comentarios sobre la experiencia. Puede ir un paso más allá y conectarse a Internet para encontrar reseñas de clientes de concesionarios de automóviles. Obtenga tanta información como sea posible sobre el posible negocio y podrá determinar si se aprueban.

2. Busque señales. Antes de entrar y hablar con un representante, verifique en el establecimiento si hay señales que puedan decir “vendido como se ve”. o “sin reembolso”. Estos son indicadores sólidos de que el equipo puede tratar de limitar sus derechos y posiblemente aprovecharse de usted. Además, observe si hay un signo de asociación comercial. Esto puede decirle que el proveedor se adhiere a un código de práctica comercial y cumplirá con esos estándares.

3. Solicite la verificación de un tercero. Verifique si los automóviles del minorista han sido inspeccionados o no por organizaciones o ingenieros de motores independientes. Si es así, solicite ver su informe sobre el automóvil deseado. Esta es una táctica doble. Además de obtener información imparcial sobre su posible juego de ruedas, esto indicará cuán honestos son los representantes del proveedor. No se moleste si los automóviles no son inspeccionados o si el minorista no está dispuesto a compartir la información con usted.

4. Habla con ellos. Cuando hable con un representante del establecimiento, sea franco y haga muchas preguntas. Deben poder responder a sus preguntas sin dudarlo. Sea firme y hágales saber cuál es su posición respecto a sus necesidades, especialmente en lo que respecta al precio. Si el minorista intenta constantemente vender más o desviarte después de esto, pasa a otro.

Siga estas pautas la próxima vez que compre un automóvil, y elegir concesionarios será menos difícil y más gratificante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here