Al comprar un vehículo para uso personal o comercial, uno debe comprender completamente cómo operan los concesionarios de automóviles. También debe haber una comprensión de los automóviles usados ​​nuevos, usados ​​y certificados, así como el proceso de transacción que un comprador debe realizar para cada tipo de compra de automóviles. Para poder obtener la mejor oferta, un comprador no debe simplemente ir al concesionario de automóviles local más cercano y comprar impulsivamente. En cambio, debe haber una conciencia de los diversos factores que influyen en la compra de un vehículo.

¿Qué es exactamente un concesionario de automóviles?

Un concesionario de automóviles autorizado es un negocio que vende autos nuevos o usados ​​al por menor. Esto significa que obtienen sus ganancias del recargo en los vehículos que venden. Esto continúa sin decir que tienen precios más altos que el fabricante o fabricante de automóviles. Sin embargo, la principal ventaja de comprar en los concesionarios de automóviles es que generalmente están disponibles localmente y son más accesibles para las personas. También ofrecen otros servicios relacionados con la automoción, como el mantenimiento del automóvil, y proporcionan repuestos específicos para vehículos.

Compras de automóviles nuevos

Ahora, al comprar un vehículo nuevo en un concesionario, los compradores deben conocer el proceso de negociación. Lo primero que debe determinarse es el precio de venta del auto nuevo. Este es el precio final acordado para la venta particular. Por lo general, el precio de venta indicado por el distribuidor es aproximadamente el precio minorista sugerido por el fabricante y el precio de factura real pagado por el distribuidor al adquirir el artículo de inventario. Para asegurarse de obtener el mejor trato, tenga en cuenta el MSRP y verifíquelo en varias fuentes actualizadas (aparte de los hechos presentados por su distribuidor). Si el precio de venta es extremadamente más alto que el MSRP, pregunte al concesionario de automóviles por qué. Según sus hallazgos, puede o no proceder con la compra.

También debe buscar promociones de temporada que ofrecen los distribuidores. En ocasiones especiales, no es inusual que ofrezcan sus autos nuevos a un precio de venta final conveniente que sea incluso más barato que el MLSP original. Esto es especialmente cierto si están tratando de deshacerse de su inventario actual para allanar el camino para un nuevo conjunto de modelos nuevos.

Autos usados ​​y vehículos usados ​​certificados

Si bien la adquisición de un auto nuevo puede ser complicada a veces, obtener un auto usado o Un vehículo usado certificado puede ser un poco más complejo. La Comisión Federal de Comercio de EE. UU. Recomienda que el público comprador considere cuidadosamente la reputación de un concesionario de automóviles antes de realizar cualquier compra. La razón de esto es que la venta de autos usados ​​tiene la tendencia a ser vulnerable al fraude.

Si bien determinar el precio de venta final de un auto nuevo puede ser fácil, determinar el valor justo de mercado de un vehículo usado es relativamente difícil. Realmente puede apostar las probabilidades a su favor al elegir solo el mejor concesionario de automóviles para comprar y evitar realizar transacciones con aquellos que tienen una mala reputación y una experiencia limitada en la industria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here