Cómo ser un buen besador y no solo un recuerdo

Besar se considera un arte y con un beso, puedes sellar un trato romántico o terminar una relación antes de que comience. Los países se han derrumbado y sus reinas se han besado y los conflictos se han desatado con ese beso apasionado. Uno nunca debe subestimar el poder de un beso, por lo que debe comenzar a cuestionarse la forma en que se besa. Si ahora estás pensando en cómo ser un buen besador, debes considerar lo siguiente: La forma en que comienzas con el beso. Cómo respondes a la forma en que tu pareja te besa. Cómo hacer que vuelva a suceder. La forma en que comienzas un beso establece el tono para la totalidad del mismo. Si comienza demasiado débil, puede arruinarlo desde el principio, y si se vuelve demasiado fuerte, puede repeler a la persona que está tratando de atraer.

Tu primer beso debe ser suave, firme, pero no sofocante. Incline la cabeza y continúe besando a su pareja, solo un poco más cada vez. Mientras te alejas de uno de los besos, tira suavemente de su labio inferior con el tuyo. Cuando su próximo beso llegue a sus labios, separe suavemente sus labios en un intento de abrir su boca, pero no abra la suya a la fuerza. Al lamer casualmente su labio mientras besas, instigarás a abrir la boca o besar la lengua. Una regla general es besar a tu pareja de la forma en que te besa a ti. Al hacerlo, puede mantenerse alejado de los momentos incómodos, la confusión y el beso que termina abruptamente. Esto no quiere decir que no debas intentar introducir cosas nuevas de vez en cuando, pero primero debes tratar de establecer la norma.

La forma en que respondes a los besos de tu pareja es la clave para continuar con los besos o hacer que terminen. Si la persona que está besando intenta algo diferente y le gusta, no tenga miedo de volver a hacerlo. Del mismo modo, si intenta introducir algo, espere hasta que su pareja le devuelva el favor antes de volver a hacerlo. Si quieres que este beso vuelva a ocurrir, solo debes asegurarte de no hacerlos sentir incómodos o presionados. La idea de su comodidad siempre debe ser lo primero en su mente. Besarse es el primer paso en el ciclo del sexo, que consiste en sentirse bien en un estado cómodo que solo se puede lograr en un ambiente cómodo. Al tratar de presionar a tu amante para que haga algo que no quiere hacer, solo lo repelerás, lo que dañará tu causa de aprender a ser un buen besador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here