El cabello rizado requiere algunas consideraciones especiales en cuanto a su cuidado. El cabello ondulado tiende a ser más seco y más propenso a enredarse que el cabello liso, así que

El cabello ondulado requiere algunas consideraciones especiales en cuanto a su cuidado. El cabello rizado tiende a ser más seco y más propenso a enredarse que el cabello liso, así que deberás tener cuidado cuando lo laves con champú, acondicionador y cuando lo peines. Debes limitar las veces con las que lo laves con champú y usar productos que mantengan el cabello humectado.

Cómo cuidar el cabello ondulado

No laves tanto el cabello con champú. Si tu cabello o el de tu nena es ondulado, no debes lavarlo con champú todos los días. Si lo haces, puedes resecar el cabello y hacer que se vea más encrespado.

  • No laves el cabello con champú más de dos veces por semana.
  • Cuando laves el cabello con champú, después puede enredarse un poco. El cabello rizado es muy propenso a enredarse. Cepíllalo con cuidado para no dañar ni romper el cabello.

Usa una camiseta en vez de una toalla para secar el cabello ondulado. Tal vez no sea bueno secar el cabello rizado con una toalla. La toalla puede irritar el cabello, encrespándolo. En vez de eso, usa una camiseta ligera para secar el cabello con cuidado.

Desenrédalo con los dedos y con un peine de dientes anchos.

El peinado del cabello ondulado es algo que puede llegar a costar bastante. Sobre todo cuando además de rizos tienes el pelo enredado, pero en cualquier caso, la primera regla es no cepillar el cabello con demasiada fuerza . De hecho, la fuerza excesiva daña el cabello haciéndolos más débiles y delicados .

Es mejor optar por la opción de ir separando el pelo por mechones y poco a poco peinar el cabello, algo que requiere más tiempo pero da mejores resultados.

Algo como un cepillo alisador no es adecuado para el cabello rizado. Cepillarlo como de costumbre puede causar puntas abiertas y frizz. Si se enreda el cabello, desenrédalo con un peine de dientes anchos y los dedos.

  • Nunca empieces a cepillar desde las raíces. Esto puede hacer que el cabello se rompa. Empieza a desenredar el cabello desde las puntas y ve subiendo.
  • El peine de dientes anchos debe desenredarte el cabello. A lo mejor tengas que usar tus dedos mientras lo peinas para desenredar los lugares más difíciles.

Hidratar el cabello ondulado

Para mantener una hidratación correcta para el cabello rizado es indispensable utilizar un buen acondicionador sin aclarado. Este cosmético ayudará a reparar el pelo y, a la vez, a mantener una hidratación diaria y continua. ¿Cómo aplicar el acondicionador? Es sencillo:

  • Aplicalo sobre el cabello aún antes de lavarlo, si quieres conseguir una mayor hidratación, Coloca sobre tu cabeza un gorro de ducha y deja que el acondicionador actúe durante 20 o 30 minutos, aproximadamente.

Es importante conseguir un buen acondicionador que, preferiblemente, sea específico para cabellos rizados.

Si quieres conseguir un efecto hidratado instantáneo prueba con los aceites esenciales ya que son una excelente opción para hidratar el cabello rizado. Uno de los más usados es el aceite de argán, fundamental en el mundo de la cosmética gracias a sus propiedades suavizantes, hidratantes y regeneradoras. Además, lo podrás encontrar con diversas esencias (rosa mosqueta, lavanda, vainilla…). Mantendrás el cabello hidratado y olerá de maravilla.

Cómo hacer crecer el cabello risado

Córtate las puntas regularmente. Si bien podría parecer contraproducente cortarse las puntas cuando quieres dejarlo largo, las puntas sin cortar tienden a acumular el daño que conlleva su quiebre, haciendo al final sea más difícil que crezca.

  • Cortarte regularmente las puntas abiertas, dañadas y secas mejorará la salud general del pelo, ayudándolo a crecer sano y más resistente.

Échate tratamientos proteicos o de aceite. Los tratamientos proteicos y de aceite hidratan y reparan más intensamente, es decir, ayudan a prevenir el quiebre y a mantener el pelo sano. La mayoría se beneficiará usándolos una vez a la semana a varias veces al mes.

Limita el número de lavadas. No lo laves todos los días. El lavado diario elimina los aceites naturales del cuero cabelludo y como el pelo rizado normalmente tiende a resecarse, el lavado diario puede resecarlo aún más, dejándolo más susceptible al quiebre. Más bien, laválo cada 3 días o una vez por semana.

deberás tener cuidado cuando lo laves con champú, acondicionador y cuando lo peines. Debes limitar las veces con las que lo laves con champú y usar productos que mantengan el cabello humectado.

Cómo cuidar el cabello ondulado

No laves tanto el cabello con champú. Si tu cabello o el de tu nena es ondulado, no debes lavarlo con champú todos los días. Si lo haces, puedes resecar el cabello y hacer que se vea más encrespado.

  • No laves el cabello con champú más de dos veces por semana.
  • Cuando laves el cabello con champú, después puede enredarse un poco. El cabello rizado es muy propenso a enredarse. Cepíllalo con cuidado para no dañar ni romper el cabello.

Usa una camiseta en vez de una toalla para secar el cabello ondulado. Tal vez no sea bueno secar el cabello rizado con una toalla. La toalla puede irritar el cabello, encrespándolo. En vez de eso, usa una camiseta ligera para secar el cabello con cuidado.

Desenrédalo con los dedos y con un peine de dientes anchos.

El peinado del cabello ondulado es algo que puede llegar a costar bastante. Sobre todo cuando además de rizos tienes el pelo enredado, pero en cualquier caso, la primera regla es no cepillar el cabello con demasiada fuerza . De hecho, la fuerza excesiva daña el cabello haciéndolos más débiles y delicados .

Es mejor optar por la opción de ir separando el pelo por mechones y poco a poco peinar el cabello, algo que requiere más tiempo pero da mejores resultados.

Algo como un cepillo alisador no es adecuado para el cabello rizado. Cepillarlo como de costumbre puede causar puntas abiertas y frizz. Si se enreda el cabello, desenrédalo con un peine de dientes anchos y los dedos.

  • Nunca empieces a cepillar desde las raíces. Esto puede hacer que el cabello se rompa. Empieza a desenredar el cabello desde las puntas y ve subiendo.
  • El peine de dientes anchos debe desenredarte el cabello. A lo mejor tengas que usar tus dedos mientras lo peinas para desenredar los lugares más difíciles.

Hidratar el cabello ondulado

Para mantener una hidratación correcta para el cabello rizado es indispensable utilizar un buen acondicionador sin aclarado. Este cosmético ayudará a reparar el pelo y, a la vez, a mantener una hidratación diaria y continua. ¿Cómo aplicar el acondicionador? Es sencillo:

  • Aplicalo sobre el cabello aún antes de lavarlo, si quieres conseguir una mayor hidratación, Coloca sobre tu cabeza un gorro de ducha y deja que el acondicionador actúe durante 20 o 30 minutos, aproximadamente.

Es importante conseguir un buen acondicionador que, preferiblemente, sea específico para cabellos rizados.

Si quieres conseguir un efecto hidratado instantáneo prueba con los aceites esenciales ya que son una excelente opción para hidratar el cabello rizado. Uno de los más usados es el aceite de argán, fundamental en el mundo de la cosmética gracias a sus propiedades suavizantes, hidratantes y regeneradoras. Además, lo podrás encontrar con diversas esencias (rosa mosqueta, lavanda, vainilla…). Mantendrás el cabello hidratado y olerá de maravilla.

Cómo hacer crecer el cabello risado

Córtate las puntas regularmente. Si bien podría parecer contraproducente cortarse las puntas cuando quieres dejarlo largo, las puntas sin cortar tienden a acumular el daño que conlleva su quiebre, haciendo al final sea más difícil que crezca.

  • Cortarte regularmente las puntas abiertas, dañadas y secas mejorará la salud general del pelo, ayudándolo a crecer sano y más resistente.

Échate tratamientos proteicos o de aceite. Los tratamientos proteicos y de aceite hidratan y reparan más intensamente, es decir, ayudan a prevenir el quiebre y a mantener el pelo sano. La mayoría se beneficiará usándolos una vez a la semana a varias veces al mes.

Limita el número de lavadas. No lo laves todos los días. El lavado diario elimina los aceites naturales del cuero cabelludo y como el pelo rizado normalmente tiende a resecarse, el lavado diario puede resecarlo aún más, dejándolo más susceptible al quiebre. Más bien, laválo cada 3 días o una vez por semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here