Cada día hay más personas con sobrepeso e insomnio en el mundo y, casualmente, estas son dos de las principales causas de la gran mayoría de enfermedades que existen.

Hay estudios que afirman que ambas afecciones están interconectadas, ya que no dormir por la noche hace que nuestro organismo no regule de manera correcta la glucosa en la sangre. Los niveles elevados de azúcar en la sangre conducen a la sobreproducción de insulina y, en consecuencia, a la resistencia a esta. Este es el punto de partida de la obesidad en la mayoría de los casos.

Por otro lado, la obesidad conduce a otros muchos problemas de salud que impiden descansar correctamente. Así nos encontramos con una situación en la que si no descansamos bien, engordamos y, además, la mayoría de fármacos para la obesidad producen insomnio. Es la pescadilla que se muerde la cola, un círculo vicioso y en el que cuando entras pareces no poder salir.

Sin embargo, hay ciertos remedios naturales que pueden ayudarte a dormir y a activar tu metabolismo mientras duermes. De esta manera descansarás lo necesario y, además, podrás quemar grasa sin darte cuenta.

Estos remedios naturales te ayudarán a combatir el insomnio y la obesidad

1- Jugo de manzana

El psyllium o psilio es una hierba que se suele utilizar como laxante, pero también puede ayudarte a perder peso. La cáscara es casi inerte y no tiene ningún sabor u olor perceptible. Absorbe rápidamente grandes cantidades de agua y se hincha hasta formar un gel viscoso. Por otro lado, el jugo de manzana es una bebida bastante dulce y, si le añades canela, está delicioso.

Para este remedio necesitarás:

1 manzana
1 taza de agua fría
2 cucharaditas de cáscara de psyllium 100% pura en polvo
¼ de cucharadita de canela en polvo

Corta la manzana y añade los trozos a la taza de agua fría. Añádele las dos cucharaditas de psyllium en polvo y la canela y remuévelo todo muy bien. Bébetelo enseguida antes de que la cáscara se espese demasiado. A continuación, bébete un vaso de agua.

Los mucílagos de la cáscara de psyllium actúan como un lubricante, ayudando a la digestión de los alimentos. Además, reducen la absorción de grasa y aporta sensación de saciedad.

Por su parte, el jugo de manzana, gracias a la pectina, puede ayudarte a limitar la absorción de grasa, mientras que los antioxidantes de la fruta, especialmente la quercetina, pueden ayudar a reducir el daño oxidativo y la inflamación.

Por último, la canela tiene la capacidad de regular el azúcar en la sangre. Esto ayuda a reducir la conversión del azúcar en grasa y su almacenamiento en el tejido adiposo. Además, te ayudará a acelerar el metabolismo y a quemar grasa cuando tu cuerpo requiere menos energía.

Precaución: la cáscara de psyllium puede reducir el efecto de los medicamentos y la absorción de nutrientes, por lo que debes tomarla en un plazo mínimos de 2 horas después de tomarte los medicamentos e ingerir las comidas.

2- Aloe Vera

Seguramente ya conozcas la gran cantidad de propiedades curativas que tiene el gel contenido en las hojas del Aloe Vera. Se utiliza desde hace muchos años para regenerar la piel y tratar las quemaduras, pero, además, puede convertirse en tu suplemento alimenticio perfecto.

Para este remedio tan solo necesitarás:

Entre 50 y 100 ml de jugo de cereza agria
25 ml de jugo de aloe vera
Agua fría

Mezcla todos los ingredientes en un vaso y bébetelo. El jugo de cereza mejora la calidad y la duración del sueño. Se ha observado un aumento de la melatonina, la hormona que regula el ciclo del sueño, en las personas que beben este jugo habitualmente. Además, es antiinflamatorio y ayuda a reducir la retención de líquidos.

El gel de Aloe Vera está repleto de mucopolisacáridos y otros compuestos con propiedades curativas y nutritivas. Los esteroles vegetales que contiene poseen la capacidad de reducir los depósitos de grasa en el cuerpo, especialmente la grasa abdominal. Los estudios de laboratorio en ratas obesas y pequeños estudios clínicos en pacientes obesos diabéticos y prediabéticos confirman esta observación.

Precaución: si esta bebida te produce calambres abdominales, podría ser debido a la cantidad de aloína que contienen los productos de Aloe Vera comerciales. Lo mejor es que plantes tu propio Aloe y extraigas tú mismo el gel de las hojas.

3- Jengibre

Esta es una de las bebidas más utilizadas para perder peso. Es ligera y refrescante, ideal para tomarla por las mañanas.

Tan solo necesitarás:

Unas 10 rodajas de pepino con piel
1 cucharada de jengibre recién rallado
180 ml de agua
Jugo de 1 limón
Una pizca de sal rosa del Himalaya

Mezcla el pepino y el jengibre rallado con el agua y agregale el jugo de un limón y la sal. El pepino es un vegetal con muy pocas calorías y un gran contenido en fibra. El jengibre reduce las molestias asociadas con la indigestión que pueden llegar a interrumpir el sueño. Al ser un carminativo, el jengibre reduce la formación de gas y alivia la acidez y el malestar estomacal. Además aumenta la tasa metabólica, ayudando a quemar grasa. Por último es antiinflamatorio y ayuda a reducir la retención de líquidos.

El limón es un desintoxicante excelente. Aunque el jugo contiene grandes cantidades de ácido cítrico, tiene un efecto alcalinizante sobre el cuerpo cuando se digiere completamente y se asimila.

4- Bebida caliente de leche y nuez moscada

Un vaso de leche caliente antes de dormir solía ser la mejor solución para descansar bien durante toda la noche, pero ahora todos los productos lácteos se miran con lupa. Aunque muchas personas sigan creyendo que la leche engorda, según una investigación publicada por la European Journal of Nutrition en 2013, 11 de 16 estudios que se han realizado sobre el tema han demostrado lo contrario.

Para este remedio necesitarás:

1 taza de leche (preferiblemente leche orgánica)
1-2 cucharaditas de miel
Una pizca de nuez moscada recién rallada

Calienta la leche y añade la miel y la nuez moscada rallada. Bébete la mezcla inmediatamente.

El triptófano contenido en la leche induce al sueño. Este aminoácido esencial se requiere en la formación de serotonina, un neurotransmisor asociado con los sentimientos de relajación y sueño. Por otro lado, el calcio y la vitamina D pueden contribuir a la pérdida de peso, al igual que la falta de estos nutrientes causa aumento de peso. Además, cuando los carbohidratos de la miel entran en juego, es mucho más fácil que le triptófano entre en el cerebro.

La nuez moscada tiene un efecto sedante y, cuando se calienta, tiene un efecto termogénico que ayuda a acelerar el metabolismo y a quemar grasa mientras duermes.

Precaución: la nuez moscada, así como otras especias, se debe utilizar en cantidades muy pequeñas para obtener todos sus beneficios.

Todos estos remedios te ayudarán a descansar mucho mejor y, además, acelerarán tu metabolismo mientras duermes para que te sea mucho más fácil quemar calorías.

¿Probarás alguno de estos remedios? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: rolloid.net

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here